En 1994, W. J. T. Mitchell, en California, y Gottfried Boehm, en Munich, publicaron dos libros que parecen contener un diagnóstico bastante similar sobre nuestra relación con las imágenes (Picture theory: Essays on verbal and visual representation y Was ist ein Bild?, respectivamente). Ambos proponen una noción de “image turn” o “iconic turn”, que podemos reducir como un movimiento epistemológico que va desde un acceso mediado sólo por el lenguaje hacia un acceso mediado por la imagen y sus características propias. Emerge así un renovado interés por “la imagen” como un elemento de particular importancia no sólo de la cultura, sino de nuestro intelecto.

De estos dos libros, el único que se puede encontrar en español es Picture theory: Essays on verbal and visual representation, traducido en el 2009 por la editorial AKAL bajo el título Teoría de la imagen / Image Theory.

 

 

 

 

En Teoría de la imagen, a través de una variada y atractiva selección de ejemplos que van desde el vitelo de oro a la película Do the right thing de Spike Lee, W.J.T. Mitchell investiga cómo imagen y texto se dan de modo dependiente y cómo la distinción que hacemos entre estas dos “representaciones” es un terreno confuso al que hay que prestarle una mirada atenta. A través de estos ejemplos W.J.T.Mitchell busca demostrar cómo los textos pueden actuar o incorporar prácticas pictóricas, y viceversa. Llegando así a la afirmación de que todo medio es mixto y heterogéneo. Por esto mismo, Mitchell desarrolla su investigación de una manera heterodoxa, sin construir ni conducirse por una teoría de la imagen, como el mismo dice, “se trata de un proyecto incompleto, de un ‘imaginar la teoría’ sin producir una ‘teoría de la imagen’”.

Teoría de la imagen / Image Theory es un proyecto que podemos catalogar como una puesta en práctica de su anterior libro Iconology, de 1987. Mitchell practica una iconología crítica, busca un acceso a la imagen que no esté mediado solo por el lenguaje. Para él, “lo visual” no sólo se define como una construcción social sino que la construye, y sobre esta “construcción visual del ámbito social” es donde quiere dirigir nuestra atención.

Sin embargo, W.J.T. Mitchell entiende que una ontología de la imagen depende de un estudio sobre su vitalidad, es decir, sus relaciones con el poder, el valor y el interés humano, proponiendo así una vía conciliadora entre posturas semióticas y ontológicas. Mitchell es profundamente Foucaultiano, pero también un deudor de Nelson Goodman, Derrida, Wittgenstein, Murray Krieger, entre otros.